Ciudad de México, viernes 31 de octubre del 2014

José Manuel de la Torre, el entrenador que tiene la misión de salvar a Chivas del descenso y de llevarlas a ganar el Clásico de este sábado, es producto de la escuela del América.

Antes de tomar por primera vez las riendas de un equipo de Primera División, el "Chepo" dio sus primeros pasos en esta profesión como auxiliar de Manuel Lapuente en su primera era en el América, siendo parte del plantel que rompió la sequía de 13 años sin título de las Águilas en el Verano 2002 cuando se impusieron en la Final al Necaxa.

También fue el brazo derecho de Mario Carrillo y Leo Beenhakker; incluso el holandés le entregó la responsabilidad de las Águilas en la Copa Libertadores cuando enfrentaron al Peñarol de Uruguay en el 2004 y también el Clásico ante Chivas, en un amistoso en Estados Unidos.

De la Torre fue uno de los hombres de confianza de Lapuente como jugador y por eso no tuvo empacho en tomarlo bajo su cobijo para dar sus primeros pasos como entrenador.

"'Chepo' es un hombre muy serio, disciplinado y entregado al trabajo. Nos tocó estar juntos en el América, ya lo había dirigido como entrenador y siempre fue un hombre que tuvo muy claros sus objetivos", reveló Lapuente.

En América sus responsabilidades crecieron al pasar del tiempo, pues a decir de los que lo trataron en aquellos años era un trabajador incansable. Antes de irse a Chivas, el "Chepo" fue coordinador de los equipos azulcremas de Segunda y Tercera División, además de la Nacional Juvenil.

"Es un hombre con mucha personalidad, que siempre tuvo la disposición para aprender y escuchar, que como jugador mostró carácter y como entrenador logró dos títulos", añadió Lapuente.

A pesar de que las Águilas fueron las que le invirtieron, para el 2005 aceptó la invitación que le hizo Xabier Azkargorta para convertirse en su brazo derecho con las Chivas, equipo al que terminó dirigiendo un año después.

José Manuel de la Torre no sólo aprendió cuestiones tácticas y estratégicas de Lapuente, del veterano entrenador también adoptó la pasión por el golf, deporte que hasta la fecha práctica.

Invierte el América US 150 mil en Chepo

De una semana a otra, el América vio cómo se esfumaba todo lo que le habían invertido a José Manuel de la Torre para formarlo como entrenador.

Una fuente consultada por CANCHA confirmó que entre 2004 y 2005 se invirtió poco más de 150 mil dólares en la preparación del Chepo, entre cursos en Europa y su estancia en el club.

Javier Pérez Teuffer, presidente de las Águilas, fue quien palomeó su ingreso al club, pues lo vio como un serio prospecto para crecer en el equipo y formarse como entrenador.

Cuando abandonó el equipo para probar suerte con las Chivas, el conjunto azulcrema ya era comandado por Guillermo Cañedo White.

América lo quiso en 2010

El tiempo cura las heridas y la memoria se hace endeble, por eso en el América, con Michel Bauer como presidente, en el 2010, se pensó en José Manuel de la Torre para tomar las riendas del equipo, que atravesó en aquellos años una de las peores crisis de su historia.

Jaime Ordiales, director deportivo de las Águilas en ese tiempo, reconoció que en los despachos de Coapa sabían que al finalizar el Torneo Bicentenario 2010, el entrenador Jesús Ramírez no continuaría con los azulcremas y tuvieron contacto con Chepo.

"Sí hubo un contacto, era una de las opciones más firmes, pero en cuanto ganó el título con Toluca, nos dimos cuenta de que no lo iban a dejar salir de Toluca", reveló Ordiales.

De la Torre se coronó el 23 de mayo de aquel año en una dramática definición por penales ante Santos Laguna, tras un global de 2-2. América fue precisamente su primer escalón a la gloria, y quedó fuera en Cuartos de Final, tras un 4-2 global.

En la cancha, siempre chiva

Toda su formación como futbolista se dio en Guadalajara, lugar donde nació.

Debutó con las Chivas a la edad de 19 años y fue en la temporada 1986-87 cuando se coronó campeón con el Rebaño Sagrado, de la mano de Alberto Guerra.

También jugó para el Puebla, obteniendo el título con Manuel Lapuente como entrenador en la temporada 89-90. Jugó para Universidad de Guadalajara (1993-1994) y con el Necaxa en el Torneo Invierno 1998.

En 1988 se internacionalizó al ser fichado por el Real Oviedo de España, donde estuvo una temporada.

Era un jugador de una técnica depurada que nunca pudo jugar una Copa del Mundo, pues en 1992 se vio envuelto en el escándalo de los esquiroles.

Por: Alejandra Benítez
México, Monterrey, viernes 31 de octubre del 2014

Luego de tres partidos sin ganar, los Rayados buscarán un triunfo que los ponga en la Liguilla del Apertura 2014.

El Monterrey visita esta noche al colero general, el Morelia, con la posibilidad de prácticamente sellar su pase a los Cuartos de Final de la Liga MX en el Estadio Morelos.
Aunque sólo han sumado dos puntos de los últimos nueve que disputaron, los albiazules están a sólo cuatro puntos de amarrar matemáticamente su clasificación.

Sin embargo, si hoy ganan quedarían virtualmente dentro de la Liguilla porque llegaría a 27 puntos y, en caso de que León, Santos y Querétaro (que suman 18 unidades) no ganen sus respectivos juegos de la jornada, podrían separarlo de manera definitiva.

Así de importante es el choque para el equipo dirigido por Carlos Barra, que viene de rescatar dos empates de manera agónica como local ante Xolos y Tigres y que en su último juego como visitante perdió contra el América.

Mucho han cambiado las cosas en Morelia desde la última visita de los Rayados en la jornada 11 del Apertura 2013. Aquella vez, el Monterrey llegaba como víctima ante el superlíder del torneo y al final sacó un triunfo de 3-1 con José Guadalupe Cruz como técnico.

Ha pasado más de un año, el "Profe" fue despedido del Monterrey y encontró trabajo en el Morelia, que ahora marcha en último lugar general con un sólo triunfos en 14 partidos y sigue sin poder ganar como local.

Sin embargo, estos no son motivos para que los albiazules se confíen. Basta mencionar que los Rayados no derrotaron a ninguno de los últimos tres coleros a los que enfrentó con saldo de un empate y dos derrotas.

Sin Neri Cardozo disponible porque está suspendido por acumulación de tarjetas amarillas, César Delgado podría ser titular, luego del buen segundo tiempo que ofreció en el Clásico Regio.

Enfrente, los Rayados tendrán a un juvenil equipo de Monarcas que pueden tener buena dinámica, pero les ha costado ganar.

Todo pinta para que el Monterrey vuelva al triunfo y se meta a la Liguilla pronto, a menos que el Morelia les dé un susto.

Por: Fernando Vanegas
México, Monterrey, viernes 31 de octubre del 2014

Para el técnico de Tigres, el rendimiento del equipo se ha visto mermado por el cansancio, pero algunos jugadores, incluido el capitán, piensan otra cosa.

Al finalizar la Semifinal de Copa del miércoles contra Santos, en la que los laguneros, al igual que en la Semifinal del Clausura 2012 le arrebataron a los felinos una ventaja de 2-0, el técnico Ricardo Ferretti argumentó que el fondo físico no les dio para más.

Sin embargo, Juninho tuvo ayer otra lectura de la derrota por 4-2 que provocó el fracaso auriazul en la Copa.

"En el juego de ayer tuvimos la ventaja de 2-0 y queríamos seguir atacando más, en momentos que Santos nos presionaba más", destacó el capitán felino.

"Cuando el entrenador de ellos metió a otro delantero, no supimos ajustar en la cancha, agruparnos mejor para sostener los avances del rival y tener un mejor manejo del partido", agregó.

Juninho también comentó ayer que se encuentra bien físicamente, a diferencia de lo que declaró "Tuca" el miércoles.

"Estoy bien, fue nada más un golpe que tuve, un jugador de Santos fue a sacar el balón y me pegó en la pierna, nada más eso, pero no tengo ninguna molestia, estoy listo para jugar", aseguró.

Al igual que Juninho, el volante Guido Pizarro también descartó que el tema del cansancio hubiera influido en la derrota ante Santos.

"No creo que haya pasado por el cansancio, creo que en los momentos claves no supimos manejarlo. Cuando íbamos ganando 2-0, no supimos manejar el partido después", comentó.
"Aparte del cansancio hubo un poco de falta de inteligencia", agregó el argentino.

Después de las conferencias de prensa de Juninho y Pizarro, el presidente de Tigres, Alejandro Rodríguez, atendió a los medios y al ser cuestionado sobre para qué ve a los felinos respondió: "Estando sanos, para pelear por todo".

Por: Érick Rodríguez
Las rayas de Fabián

Me acabo de enterar que el futuro de Marco Fabián no depende de que Cruz Azul pague los 8 millones que Chivas pide por su carta, ni de que la afición rojiblanca clame por un caudillo que los salve del descenso, ni de que algún equipo extranjero se aviente el trompo de llevárselo... no, el futuro de Marco Fabián está en manos de... Alan Pulido.

¿¡Quééééé!?

Ahí les va el triángulo amoroso que está por desatarse:

Dependiendo de lo que la Comisión de Controversias de la FMF defina en cuanto al caso de rebeldía/no rebeldía de Pulido, puede darse el escenario de que le den la razón a Tigres, que facilitaría a Pulido irse de Monterrey con destino expreso al Estadio Omnilife, donde están muuuuy interesados en él. Pero como en Tigres no son ningunas damas de la caridad, pues algo pedirán a cambio de permitir que Alan se vista de rayas y es ahí donde Fabián entraría como moneda de cambio arruinando la chance de ver a Pulido y Marquito juntos.

Peeeero si el felino en rebeldía sale ganón, la cosa estará más fácil para el Guadalajara, pues el jugador será libre, aunque Chivas de cualquier forma tendrá que darle algo a Tigres por aquello del famoso Pacto de Caballeros.

Quien quedaría bailando en todo este dramón sería Cruz Azul, aunque sepan ustedes que a mí me contaron que en La Noria ya se les bajó la euforia para gastar 8 millones de billetes verdes ante el bajón de Fabián en las últimas semanas, por lo que en toda esta carambola, 2015 podría traernos a un Marco con rayas, pero de Tigre.

La Rebel está de luto

Me enteré que la barra más popular de los Pumas no hizo el viaje el pasado fin de semana a Torreón porque no había ánimos como para un ambiente festivo debido a que uno de sus integrantes estaba muy delicado de salud tras sufrir un accidente camino a uno de los partidos.

Resulta que el pasado 19 de octubre, el líder del barrio de Vallejo y Azcapotzalco, a quien apodaban "El Diablín", se cayó del micro donde viajaban rumbo a CU, donde el equipo se midió al Pachuca.

El golpe fue tan fuerte que el barrista no la libró y tuvo muerte cerebral. Ayer lo desconectaron.

Cada vez es más común que los integrantes de los grupos de animación se expongan de más en sus viajes, ya sea porque deciden llegar a los estadios de pie en el toldo de los microbuses o porque ya no caben en los mismos y llevan medio cuerpo volando.

Esperemos que por su propio bien pronto hagan conciencia de que una cosa es apoyar a un equipo y otra muy diferente dar la vida, literalmente, por él.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Se la tienen guardada

Si son de los que sueñan con que Alan Pulido llegue como refuerzo a Chivas... ¡Pues pueden seguir soñando!

Al caprichoso jugador se la van a aplicar los Tigres y bajo ninguna circunstancia le van a permitir que se salga con la suya, luego de que un día dice que no tiene contrato y al otro que siempre sí.

Bueno, en realidad no lo van a dejar jugar ni con Chivas, ni Cruz Azul, ni América, ni Pachuca ni con nadie de la Liga MX, gracias a las bondades del famoso "pacto de bandoleros" con el que los dueños buscan cuidar su negocio.

El tema salió porque en días pasados se acercaron varios clubes a Tigres a preguntar por las condiciones de Pulido y en todos los casos la respuesta fue la misma: "Ni le muevas, porque la institución no está dispuesta a premiar a Alan, dejándolo ir a otro equipo después de tirar acá el trabajo durante este semestre"... ¡Tómala!

Para nadie es un secreto que Chivas anhela a "Peluchín" desde hace años, pero los norteños se la están guardando para cobrarles todas las que les ha hecho.

El talentoso delantero sigue montado en su macho de irse a jugar a Grecia o Italia, tratando de deshacer su contrato, pero su estrategia no le ha funcionado en lo absoluto.

Parece que para Tigres ya es una cosa personal, y el "Tuca" Ferretti lo advirtió: "Lloghando y de ghodillas".

Pasado águila

Esa política en Chivas de no querer nada que tenga pasado americanista parece estar pasada de moda.

Y no, no lo digo por Ángel "Bendiciones" Reyna, sino por el camión.

Resulta que el autobús oficial que traslada a los -y las- maletas de Chivas y que hace poco fue entregado con bombo y platillo por el patrocinador de la marca alemana perteneció ni más ni menos que al América.

Chale. Hasta para el camión ya son plato de segunda mesa.

El asunto es que algunos supersticiosos en Verde Valle creen que ese vehículo es el que les trae la malaria que no ha dejado en paz al equipo.

Como lo leen, ahora resulta que el autobús es el culpable de que los defensas tengan pies de raqueta al momento de tratar de limpiar el peligro, y que salgan con sus bateas de baba un partido sí y el otro también.

Seguro también el camión tiene la culpa de que el Clásico Nacional esté tan frío y desangelado que ni siquiera han aparecido Sergio Corona y el "Loco" Valdez a hacer sus apuestas, y para que eso no ocurra vaya que está grave el asunto.

¿Será que todo es culpa del autobús?

Noti-hachazos

Más de un mes estuvo ausente Flavio Santos de los entrenamientos del Puebla debido a que su esposa pasó un momento crítico al dar a luz a su primer hijo en Ocotlán, y tuvo que ser trasladada a Guadalajara... afortunadamente tanto la señora como el retoño se encuentran estables y así reapareció el ex atlista, con todo el apoyo de la directiva y el "Chelís" durante este angustioso trance.

Muy en ritmo anda ya la "Momia" Gómez, pero no futbolístico, sino en el movimiento grupero, ya que fue visto dándole gusto al gusto el pasado lunes en las Fiestas de Octubre con la Banda MS... más allá del cuestionable gusto musical, por favor, ya no se cuestionen por qué no ha pasado nada con la carrera futbolística del héroe del Tri campeón del mundo sub 17.

Pintaba para muuucho más. Lástima que él sea el peor enemigo de su carrera futbolística.

Esa terrible costumbre de los barristas de viajar encima del techo de los camiones cobró una víctima mortal más cuando uno de los líderes de la Rebel, a quien apodaban "El Diablín", se cayó el pasado 19 de octubre y sufrió las lesiones que le provocaron muerte cerebral... lo más triste es que esto seguirá ocurriendo. Allá ellos.

Mail: san.cadilla@mural.com
Contradicciones

Una cosa sí les voy a reconocer a los directivos y DTs de futbol (de cualquier equipo de México) que dicen: "¡Podemos ir muy bien, nomás esperan a que haya una derrota y se hace un drama!".

Eso lo he escuchado del "Inge" Rodríguez, de Miguel Ángel Garza, de Luis Miguel Salvador, del "Tuca" Ferretti, de Víctor Manuel Vucetich, entre otros, todos ellos del futbol regio.

Pero es que no sé qué magia tienen las derrotas, los tropiezos, las caídas, que parece que, al llegar éstas, producen esa luz para encontrar el punto débil del equipo en cuestión.

Por un lado el "Inge" dice que, si el equipo está sano, podrán pelear por el título en la Liguilla.

Por otro lado el capi Juninho (el mejor jugador de los Tigres, sin duda alguna), dice que el cansancio no ha afectado en los resultados. Que no ha sido factor.

Y por el otro Joffre Guerrón dice, y es con quien concuerdo, que el equipo, hoy por hoy, no está para ser campeón.

De pronto, en cuestión de cuatro días, las visiones de los Tigres, de sus integrantes, están más dispersas que las que tenemos de nuestro México los ciudadanos y los políticos.

¿Qué piensan de eso los jugadores, de lo que pasa ahorita?

Síganle...

Impredecible

Recuerdan que ayer les dije que, tal vez por el estado de ánimo, mi Juditas Molegho no me había contestado tras el juego. Cuando no me contesta y no consigo información, no tengo reparo en admitirlo.

Pues ayer sí y pudimos platicar. Me dice que lo que les pasó entre el sábado y el miércoles ha provocado una ciertaaa, mmm, cómo decirlo (es que me dijo la palabra, pero quiero explicárselos), una ciertaaa ¿incredulidad?, ¿escepticismo?, ¿temor? entre algunos, tal vez los menos, pero sí entre algunos.

Los errores defensivos y mentales han pegado, sin duda. En este equipo, me platica, hay jugadores dudosos, otros indiferentes, unos más que son fuertes, unos claros y directos, como Joffre Guerrón, pero hubo uno al que me describió detalladamente, al menos por lo que lo ha tratado (poco tiempo).

"Nahuel (Guzmán) es de un corte distinto. Yo no había visto un portero como él. Te va a parar las imparables, como aquella de Suazo al final del Clásico, u otras que ha detenido, pero se va a comer (así dijo) como la del cuarto gol de ayer (miércoles), que ésa es más grave que la del tiro de la media cancha".

Me dice que todos hablan del gol largo, pero que a Nahuel lo desnuda más el cuarto tanto. Que a él lo ven parando disparos como los de Suazo, y a los 5 minutos comiéndose otro como el último de Santos.

Eso sí, que jamás lo verán caído. Que es de una mentalidad fuertísima, que no se agüita, que es como un niño aventado, que se cae y se levanta sin llorar.

Pregunta: ¿Cuál Nahuel veremos mañana?

Fracaso

Cada fin de un torneo siempre tocamos este tema.

Yo dije ayer que Tigres fracasó, así como La Pandilla lo hizo cuando quedó eliminada en la primera fase. Estuvo peor.

Ayer el "Inge", como la mayoría de los directivos, dijo que no fracasaron. Que fracasa quien no intenta, y que como ellos intentaron, pues no fracasaron.

Yo tengo otra definición del fracaso: "No conseguir los objetivos trazados con anterioridad".

Tigres se trazó el objetivo de ser campeón. ¿Lo consiguió?, no... ¿entonces?

¿Por qué costará tanto aceptar esa palabra en el futbol?

Yo fracaso cuando otro periodista me gana una noticia. El cronista fracasa cuando narra mal un evento. La Alcaldesa fracasa cuando no brinda seguridad (no, pos ya valió, ahí sí que ta' cañón) y así todos en la vida.

El Universitario de Nuevo León y La Pandilla del Cerro de La Silla fracasaron en la Copa MX, así de sencillo y con toda la extensión de esas 8 letras que componen ese verbo.

PD: Les dejo un beso de fin de semana.

Mail: sancadilla@elnorte.com